martes, 2 de julio de 2013

El secreto del...

PIRATA

“Nunca tuve vocación de héroe, todo lo contrario, y nunca desee estatuas porque toda mi vida he pensado que sólo sirven para que las palomas las utilicen como artístico evacuatorio”.


Hace "cosa" de una década Vicente Álvarez de la Viuda (Valladolid, 1963) "realizó algunos arreglos" a su "Pequeño catálogo de piratas y soledades", hasta "convertirlo" en "El secreto del pirata"




Apenas comenzamos la lectura, ¡y ya "tenemos un asesinato"! 
Algunas páginas después...¡otro!
Los policías destinados a ambos casos, se conocen, son amigos... ¿existe alguna relación más entre los dos crímenes? ¿qué papel juega una secta satánica a la que pertenece Lesbia Aquino?
Mientras esto sucede en el presente, e "intercalándose" en la narración, un tal Rojas, cuenta su azarosa vida (por medio mundo) desde los albores del siglo XX.
También se relata otra historia, pero ésta transcurre en el siglo XVII, y es "de piratas"... 
Tramas diferentes, mundos distintos que, sin embargo, a medida que avanzamos en la lectura, van "aproximándose" en sutiles conexiones.

Aparece un extraño cuadro pintado por Claudio de Lorena...

...un cuadro parecido a éste...


 y sobre él (parece) gira casi todo. 

No menos misteriosas, y (casi)inalcanzables, son las mujeres que, "asomándose en las historias", se convierten en "la razón de ser" del relato...


Algunos "comportamientos piratas" me recuerdan a "La Isla del Tesoro" de Stevenson y, a "El buque maldito" de Emilio Salgari... y el "famoso cuadro" (y sus "visicitudes") podría asemejarse a "La Tabla de Flandes"  de Pérez Reverte...





 ...y las habilidades de Jorge Castillo con los aromas parece un remedo del personaje de Grenouille  ("El perfume").
     
     Hay referencias directas a "La Metamorfosis" de Kafka y a "El pirata" de Walter Scott, así como al actor Robert de Niro, a los poetas románticos Byron y Bécquer...
... Y, sobre todo, a "Casablanca": 



Entre "las anécdotas" pueden destacarse...
   ...las propiedades tóxicas de un árbol llamado Nikú, Salgari, en El Corsario negro, "hace referencia" al mismo, y las "benéficas"del "árbol del Guayaco" que se consideraba podía curar la sífilis (enfermedad de transmisión sexual) En su agotador periplo dejaron tras de sí bosques de sándalos amarillos y de guayacos, árboles estos últimos tan propicios para los que no observan el sexto(*)”...
     ...el viaje hacia Peñaranda de Bracamonte, que parece realizarse desde Valladolid, dados los pueblos que cita (Serrada, La Seca, Medina del Campo, Rubí de Bracamonte, Madrigal,…)

     También me resultó curioso la existencia del término "bovarismo" (aunque conozco muy bien a cierto individuo que lleva padeciendo el "síndrome de Emma Bovari" toda su vida) y la "intervención" de personajes históricos como Juan de Espina, conocido como el "Leonardo de Vinci español".

...Por buscarle "tres pies al gato" ...
      ...se considera a Peñaranda de Bracamonte, un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca, siendo uno de los más grandes.
       ...parece difícil que Rojas, con su mujer embarazada, viajase en 1938 (si bien no se especifica en qué mes) de Valencia a Barcelona, pues ese año las tropas de Franco llegaron al Mediterráneo, dividiendo los territorios de la República.

Y, en conclusión, se trata (pienso) de una novela entretenida, no demasiado profunda, con algunos altibajos en algunas "aventuras"... y muy adecuada para "refrescar" las tórridas tardes estivales.
        


(*) ... por si alguien desconoce los Mandamientos, el sexto "original" era: "NO FORNICARÁS"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada