sábado, 20 de abril de 2013

"Vulcano vs. humanus" (III)

Fragmentos de la carta (*) que Caius Plinius Caecilius Secundus (más conocido como Plinio "el joven") escribió a Cornelius Tacitus... relatándole la erupción del Vesubio en el mes sextilis del año 832 "ab urbe contita": 

(*)"versión muy, muy libre"


"... y fue mi madre, así como a la hora séptima que le indica la súbita aparición de una extraña nube, tanto por su aspecto como por su tamaño..."
"... y esta nube que surgía a lo lejos, sin poder precisar de qué monte, se alzaba a gran altura, como larguísimo tronco de árbol, mostrando un aspecto que recordaba a un pino, más que a ningún otro árbol".
"...y como hombre sabio que era, a mi tío le pareció un fenómeno extraordinario y digno de ser contemplado más de cerca, así que ordena se le prepare un navío".
...................................................................................................
...................................................................................................
"...y a medida que se acercaban, las cenizas caían, cada vez, más compactas y ardientes; incluso, ya después, lo hacían rocas ennegrecidas por el fuego y abundante piedra pómez"
"...y, entretanto, en las faldas del monte Vesubio podían contemplarse pavorosos incendios y altísimas columnas de fuego, cuyo brillo y resplandor aumentaba el negrísimo velo de aquella noche inesperada... pues en cualquier otro lugar era ya de día"
"... y las llamas y el olor a azufre, anuncio de que el fuego se aproxima, ponen en fuga a sus compañeros... a mi tío, en cambio, aquello le anima a seguir... pero al poco se desplomó, pues, como supongo, la densa humareda le impidió respirar y le cerró la laringe, que tenía de nacimiento delicada y estrecha y que con frecuencia se inflamaba".
"...y cuando, tres días después, se disiparon las tinieblas, su cuerpo fue encontrado intacto: el aspecto que mostraba más parecía el de una persona descansando que el de un difunto"

...................................................................................................
...................................................................................................
"...y lo que aquí he expuesto, con detalle, procede de acontecimientos de los que, o bien fui testigo, o bien tuve noticias inmediatamente después de acontecidos los hechos, cuando éstos son recordados más fielmente. Selecciona tú lo más importante, pues no es lo mismo escribir una carta a un amigo, que un relato histórico destinado a todos"




Y hasta aquí la "Historia de Pompeya, Herculano, Estabia,...", o al menos parte de ella...
Pasaron los siglos y aquella(esta) erupción del Vesubio se convirtió en mítica (o casi), ... muchos autores llegaron a dudar de su verosimilitud...
... otros, ¡no! 
...y "así nos lo cuenta" C. W. CERAM (1915-1972) en su obra "Dioses, tumbas y sabios":
"Siendo Carlos de Borbón  rey de las "Dos Sicilias" (después III de España)  tuvo lugar una violenta erupción del Monte Vesubio (mayo 1737)... María Amalia de Sajonia, la reina, fascinada por el lugar, las antiguedades y las excavaciones realizadas, en el siglo XVII, por D'Elboeuf, suplicó a su egregio esposo...
El rey consultó el caso con Alcubierre, comandante supremo de las tropas de zapadores...
Desde un pozo que D'Elboeuf había abierto... se perforaron galerías y... lo primero que se halló fueron tres fragmentos de unos caballos de bronce, de tamaño mayor que el natural... Siguieron tres esculturas en mármol...
Se descubrió un teatro (Theatrum Herculanense, construido por un tal Rufus), y donde existía un teatro, también debía existir una ciudad...
Veinte metros de lava cubrían la ciudad de Herculano...
El rey y su ingeniero se pusieron de acuerdo en cambiar el teatro de excavaciones... empezando por el lugar donde, según las fuentes antiguas, se encontraba la ciudad de Pompeya...
Las excavaciones empezaron el 1 de abril de 1748; el día 6 se descubrió la primera gran pintura mural, el 19 el primer resto humano...
...encontraron una villa, de la cual se pretendió, sin fundamento, que era la casa de Cicerón .
.............................................................................
.............................................................................
Sólo conociendo el índole de la catástrofe que afectó a estas ciudades podemos comprender la influencia que ejerció su descubrimiento sobre el siglo del neoclasicismo.
Con un trueno terrible se desgarró la cima del monte. Una columna de humo... y entre el fragor de truenos y relámpagos, cayó una lluvia de piedras y cenizas que oscureció la luz del sol... Los pájaros caían muertos del aire...
Aquellas ciudades de reposo estival quedaron sepultadas... Un alud de fango, mezcla de ceniza con lluvia y lava, caía sobre Herculano, inundaba sus calles... cubría los tejados...
No sucedió así en Pompeya... empezó el fenómeno con una fina lluvia de ceniza... luego cayeron los lapilli... pronto quedó la ciudad envuelta en vapores de azufre que penetraban por las rendijas... y se filtraban por las telas de las personas, que al respirar cada vez con más dificultad, se ponían para cubrirse el rostro. Y corriendo, huían al exterior para... respirar el aire; pero las piedras les daban con tanta frecuencia... Algunos, durante breve tiempo, conservaron la vida... Luego, volvían los vapores de azufre que los asfixiaban.
Al cabo de cuarenta y ocho horas el sol salió de nuevo. Pero ya Pompeya y Herculano habían dejado de existir... las partículas de ceniza se habían extendido hasta Siria y Egipto...
Pasaron casi mil seiscientos años.
Otros hombre de distinta cultura... penetraron con la piqueta en la tierra y sacaron a la luz del día lo que allí quedó reposando tantos años...
.............................................................................
.............................................................................
Historias de familia, dramas entre la angustia y la muerte...
Ante la puerta de Hércules son hallados un cuerpo junto a otro, acurrucados,...
En otro lugar aparecían siete niños que, jugando, fueron sorprendidos en una habitación por la muerte..

.............................................................................
.............................................................................
Tal como habían sido habitadas y animadas en vida, así quedaron las casas, el templo de Isis,... en las paredes de las villas, pinturas que... eran más hermosas que las obras de Rafael".


Desde entonces, la arqueología, la antropología, la geología, la literatura (y más tarde el cine),... se han ocupado de tamaño acontecimiento.




Múltiples son las exposiciones sobre "el evento". Todavía quedan algunos días (¡hasta el 5 de mayo!) para poder disfrutar de "Pompeya en Madrid" y siempre tendremos "a mano" libros, revistas, vídeos y blogs, como "Historia Activa" y "otros muchos"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada